Las  Drogas Psiquiátricas provocan Violencia y Muerte

.
  • Tranquilizantes
  • Antidepresivos
  • Sedantes
  • Drogas para la "Hiperactividad"
Los psiquiatras ayudan a crear comportamiento violento y suicida... incluso crean asesinos.

Tríptico del Comité de Ciudadanos en Defensa de los Derechos Humanos. Investiga los abusos de la psiquiatría desde 1969.

Drogas Psiquiátricas; Camino Seguro hacia la Violencia
El incremento de la violencia inexplicable y mortal es algo nuevo y perturbador en la comunidad. Con cada asesinato violento los medios de comunicación exclaman: "Se debe a las armas". "Se debe a la violencia en la televisión". Pero aparte del sensacionalismo, existe otra influencia aún mas grave, el psiquiatra que trata de "convencernos" sobre las razones erróneas para la violencia y que culpa a la enfermedad mental, la pobreza, el analfabetismo y la desintegración familiar hasta la genética (ninguna de las cuales puede curar o modificar). Entre tanto el mismo psiquiatra trabaja duro para ocultar la verdad más imprtante de todas; que las drogas psiquiátricas provocan violencia, y al mismo tiempo introduce esas drogas en la sociedad.

A continuación se dan varios descubrimientos científicos que revelan la naturaleza anti social de esas poderosas drogas.

En 1997 la Revista de la Academia Americana de Psiquiatría y Legislación, publicó que el paciente promedio en prisión es joven de 19 años con un ho}istorial de abuso de sustancias o adicción a varias drogas. Todos los pacientes en este estudio habían sido tatados con psicotrópicos (drogas que alteran la mente) y en esa población había "una alta incidencia de agresividad".

En 1995, una conferencia nórdica informó que, en particualr, los nuevos antidepresivos tenían un efecto estimulante similar al de las anfetaminas y las personas que las consumen podían volverse "agresivas" o "tener alucinaciones o pensamientos suicidas".

En 1995, nueve psiquiatras australianos insistieron en que los nuevos antidepresivos, los inhibidores de Recaptura de la Serotonina (SSRIs), se vendieran con una advertencia, ya que varios pacientes se habían hecho cortes en su cuerpo o habían tenido pensamientos violentos. Los daños autodestructivos habían iniciado después de iniciar el tratamiento o cuando se modificaban las dosis, y cesaban cuando se descontinuaba la droga. Un paciente les dijo; "No queria morir. Sentía que quería partir mi cuerpo en pedazos". Otro informó: "Tomé mi cuchillo con la mano derecha y deseaba cortarme la izquierda desde la muñeca".

Un estudio canadiense de 1975, que investigaba los efectos de las drogas psiquiátricas en los prisioneros, descubrió que "los incidentes de agresión violenta ocurrian con mayor frecuencia en los internos que tomaban medicamentos psicotrópicos (que alteran la mente) que en los internos que no los tomaban"

Entre 1988 y 1992 se informó de 90 niños y adolescentes tuvieron un comportamiento suicida o violento y auto destructivo al tomar uno de los nuevos antidepresivos. El informe sobre reaciones adversas de la Administración para Alimentos y Medicamentos sobre esta droga reveló que un niño de 12 años experimentó hostilidad, confusión, se puso violento y tenía la "mirada vidriosa" al tomar la droga. Otro adolescente de 16 años que había tomado la droga durante 50 días experimentó hostilidad, depresión psicótica y alucinaciones, siendo que no tenia historial de padecimientos psiquiátricos.

Culpar de la Violencia a la "Enfermedad Mental", Otro Engaño de la Psiquiatría
Las hojas de Información del fabricante revelan que las drogas psiquiátricas pueden provocar embotamiento emocional, gitación, alucinaciones, reacciones maniaticas, delirio, sueños extraños, agresividad, excesiva sensibilidad a la crítica o psicosis. Los psiquiatras con frecuencia culpan de este comportamiento violento a la "enfermedad mental" de la persona o a que se suspende el uso de la "medicación" psiquiátrica (que no son más que drogas pesadas que alteran la mente); pero ese comportamiento es más bien el resultado de los efectos de retiro de la misma droga. Un estudio médico danés de 1995 informó que los sintomas de retiro de las drogas psicotrópicas que causasn dependencia son: "Cambios emocionales: Miedo, terror, pánico, temor a volverse loco, pérdida de la autoconfianza, inquietud, irritabilidad, agresión, impulso por destruir y, en los peores casos, impulso por matar". (Enfasis agregado).

Aumentan los Crimenes por Adolescentes
Los casos de psicosis y comportamiento violento también están asociados con el abuso crónico de Ritalín. Esta droga se administra ampliamente a niños con la ficticia enfermedad mental de "trastorno por déficit de atención con hiperactividad" (no hay evidencia científica que apoye su existencia). Considere la siguiente lista de niños y adolescentes que se han vuelto violentos y provocado daño después de haber sido etiquetados y recibir drogas psicotrópicas.

26 de septiembre de 1988: James Wilson, de 19 años, realizó un asalto armado en la escuela de eduación elemental en Greenwood, Carolina del Sur. Dos niños murieron y otros siete, junto con dos maestros, quedaron heridos. Wilson había sido tratado por el psiquiatra de Greenwood, Willie Moseley. Desde la edad de 14 años había tomado medicamentos psiquiátricos, incluyendo Xanax, Valium, Vistaril, Mellaruil, Thorazine, Tofranil y Halción, Estaba retirándose del Xanax al momento de cometer el asalto.

8 de julio de 1994: Leonardo Villalba, de 20 años, atacó con un leño a sus padres y hermana de 12 años, dando muerte a ésta. Leonardo había salido hace 2 días del hospital psiquiátrico Fray Bernardino, en Ciudad de México, cuando salió al patio de su casa y tomó un pesado leño con el que arremetió contra la familia.

19 de febrero de 1996: Timmy Becton, de 10 años; tomó como escudo humano a su sobrina de tres y apuntó una escopeta contra un representante de la ley que acompañaba a un supervisor escolar, cuando se presentaron en su casa de Florida. Becton había sido llevado al psiquiatra en enero para curar su disgusto por la escuela, ahí le habían administrado una droga antidepresiva. Sus padres dijeron que cuando le incrementaron la dosis., Timmy empezó a sufrir violentos cambios en su estado de ánimo y se ponía "verdaderamente enojado...".

27 de septiembre de 1997: Sam Manzie, adolescente de 16 años, de Jackson Towniship, Nueva Jersey, violó y estranguló a un niño de 11 años que realizaba ventas de puerta en puerta para la Asociación Local de Padres-Maestros. Manzie tomó luego una fotografía del niño muerto, como "trofeo", con el cable del radioreloj aún alrededor de su cuello. Manzie estaba bajo tratamiento psiquiátrico en esos momentos y revibía "medicación". Según informes Manzie le dijo a su madre: "No mataba a ese pobre niño, estaba matando (a mi doctor) porque no me escuchaba"

21 de mayo de 1998: Kip Kinkel, de 14 años, asistia a clases para controlar la ira y se afirma que tomaba Prozac y Ritalin, antes de que realizara un ataque armado en su escuela secundaria en Springfield, Oregon, donde mató a dos personas e hirió a otras 22. Kinkel también mató a tiros a sus padres.

Desde la década de 1960 el incremento en los crimenes violentos y sin sentido, el suicidio y los ataques armados de niños y adultos, han sifdo precedidos por un gran incremento en la prescripción de drogas psiquiátricas que alteran la mente. La evidencia muestra que estas drogas pueden crear ataques de violencia e incluso el impulso por matar, creando así asesinos potenciales.

Entre otras revelaciones ya no es un misterio la aparición de asesinos a sangre fría de 10 a 14 años e edad. Con el actual énfasis en el uso "educativo" de tales drogas como cura para enfermedades psiquiátricas inventadas, el psiquiatra está creando nada menos que barriles de pólvora infantiles esperando una chispa.

En resumen, cada día y a un elevado costo, la industria psiquiátrica prescribe nuevas recetas para la incapacidad, la violencia, el suicidio y el asesinato. Las desastrosas consecuencias las sentimos todos.

Descubre qué puede hacer para ayudar a revertir esta dasatrosa situación. Póngase en contacto con el Comité de Ciudadanos en Defensa de los Derechos Humanso A.C.

El Comité de Ciudadanos en Defensa de los Derechos Humanos A.C.

El Comité de Ciudadanos en Defensa de los Derechos Humanos (CCHR) se estableció como un organismo independiente para investigar y exponer las violaciones de la psiquiatría contra los derechos humanos y para limiar el campo e la salud mental. CCHR ha salvado cientos de vidas al conseguir leyes que protegen a los ciudadanos y pacientes contra los abusos de la psiquiatria y gracias a que restringe y erradica los "tratamientos" psiquiátricos dañinos.

CCHR es una organización internacional con más de 128 sedes en 29 países. El Comité incluye médicos y otros especialistas de la salud, artistas, abogados, educadores y representantes de derechos humanos y derechos civiles que actúan como asesores y colaboradores desde su competencia profesional.  Su comisionado fundador es el renombrado autor y Profesor Emérito de psiquiatria, Dr. Thomas Szasz.

Otros Trípticos de esta serie son: La Psiquiatría Traiciona a la Familia; La Farsa de la Falta de Atención y Otros "Trastornos del Aprendizaje" y la Psiquiatria DRoga a Nuestros Hijos en la Escuela.

.

CCHR México
Moliere 109, Col Polanco, Delegación Miguel Hidalgo, México DF
Tel. 8596 5030 y 8421 3385
si llama fuera de la Ciudad de México use números de lada 52-55
Desde USA Llámenos al 011 52 55 8596 50 30

Si ud. o alguien que conozca, (incluyendo a un niño) ha sido dañado por un psiquiatra,
psicólogo o algún otro practicante de la salud mental, contacte a:
Teléfono Contra Abuso Psiquiátrico:
(0155) - 8596-5030

protegelasaludmental@yahoo.com
Contacto en Monterrey odilia@cchrlatam.org

.
ADVERTENCIA: Si su hijo toma medicamentos psiquiátricos no se los suspenda de inmediato ni se los retire sin supervisión médica adecuada por parte de un doctor que no sea psiquiatra.

1998 CCHR. Todos los derechos reservados. CCHR y su logotipo son marcas registradas y marcas de servicio propiedad de Citizens Commission on Human Rights.

.

Regresar